lunes, 9 de febrero de 2009

TUTANKAMON Y SUS LUJURIAS

Desde que tengo un trabajo sedentario,se han acumulado alrededor de mi cuerpo, distintos cuerpos celestes en forma de anillos del planeta de saturno,es decir,michelines.
A esto han de sumarse los kilitos del verano más los de navidades dando un total
circunferencial de 275.000 kilómetros de anchura anular.

Con tanto kilómetro decidí ir a algún especialista en nutrición para bajar estas cosas pegadas a mi.
Busqué un endocrino no muy lejos de mi trabajo y que dentro de mis posibilidades,podía pagar.
Me abrió la puerta una especie de enfermera jubilada que muy amablemente me dirigió hacia la sala de espera. Al dejarme sola en aquella salita de macetas de plástico,leí todos los títulos enmarcados del endocrino (que levante el dedo quién no lo haya hecho nunca)y esperé a que llegara mi compi que había accedido a venir conmigo.
La enfermera volvió para hacernos entrar,y nos abrió la puerta, despacio, como si no lo quisiera hacer deprisa por la impresión que podía causarnos.
Allí estaba él.Tutankamon. Totalmente embalsamado pero con total movilidad.
Tutankamon habló desde su sarcófago,narrando los numerosos libros que había escrito y que se habían agotado en el mercado.Me detalló la dieta a seguir,1000 calorías.
Algo cambió en su interior. Sus ojos comenzaron a ponerse rojos y su saliva cada vez era más líquida.
-S.ven,vamos a esta sala de aquí dentro que voy a medirte la grasa.
Permanecí pegada a mi silla,no quería ni respirar,no quería moverme.
-Venn,veeeen, veeennn

Fuí a la sala.Me cojió y me midió el michelín.
-Levántate la camisa...ummmm
Le enseñé el sujetador
-Mmmm bueno esto... si quieres... mmm deja que me fije...échate para arriba el sujetador...mmm
Pensamientos míos:( Este que está haciendo?también existe la grasa en las glándulas mamarias?bueno a lo mejor tiene alguna teoría científica sobre los pechos,es un endocrino,ha escrito libros,un poco viejo,bueno bastante viejo,pero tiene su experiencia,qué me ha dicho qué haga?ahh sí que le enseñe las tetas,bueno allá voy,ahí tiene mis mandangas...)
-Mmm (me coje las glándulas,masajea,las coje al peso)esto te lo puedo arreglar si quieres,puedo hacerte un arreglito,estirar de aquí y te las subo,un poco de cirujía...si quieres (ojos abiertos de par en par y sin quitarme las manos de las tetas)mmm...nos ponemos manos a la obra...
Dí un salto,me tapé corriendo y le dije que no iba a pasar por quirófano.
Nos fuimos de allí,mirando los ojos de tutankamon que los tenía uno mirando para Oviedo y el otro para Almería,resignada,y con las tetas bien toqueteadas por un viejo lujurioso.
*Coste de la consulta:80 euros


¿Pecamos de inocentes o pecamos por confiar demasiado?

6 comentarios:

Demóstenes dijo...

qué guay... 80€ porque te soben las tetas xD

quiero ser nutrólogo, joer! xD

Alfonsus dijo...

jajaja, oye S. primero enhorabuena por abrir Blog :D

Joe con el endocrino, es cirujano plástico en horas libres jejeje.

A mi una vez una mujer me enseñó las lolas, porque quería demandar por neglijencia médica por una raja que le había quedado entre los pechos.... y eso que yo ya tenía las fotos. Y cobro 50€ por consulta ;P

Be happy

S. dijo...

Hola!Bienvenidos muchachos!Gracias por comentar!
Un beso

Raquel dijo...

jajajajaja, jo nena menudo desastre!!
Tranquila a mi me ha pasado en alguna ocasión algo parecido. Por eso ahoracunado mi hija va al médico para lo que sea, alli esta su mamá, quenarices!!!

Yandros dijo...

Joder que ascazo de viejo seguro que se le caía la babilla de lado y todo puaj!
Al cuerno la cirugía y vivan las abdomigrasas!

Melba dijo...


Yo suelo pecar por confiar demasiado... Hay cada descarado por ahí...

Salud♥s